Diócesis de Facatativá

Cundinamarca-Colombia

Buscar

Luis Gabriel Romero Franco

+ LUIS GABRIEL ROMERO FRANCO

Nació en Bogotá, el 19 de marzo de 1935. Hijo de don Luis Alfonso Romero y doña Leonor Franco. Realizó sus estudios en el Seminario Mayor San José, de Bogotá. Fue ordenado sacerdote el 1 de noviembre de 1958. Consagrado Obispo el 29 de junio de 1977

Estudios:

  • Primaria y bachillerato: Colegio Virrey Solís
  • Filosofía y Teología: Seminario Mayor de Bogotá
  • Letras clásicas: Instituto Católico de Lyón, Francia

Cargos desempeñados:

  • Miembro del equipo de formadores de la Escuela Apostólica San Benito, 1959
  • Miembro del Equipo de formadores del Colegio Seminario de Bogotá, 1960
  • Vicario Parroquial de Las Nieves, 1961
  • Vicario Parroquial de Nuestra Señora de Lourdes, 1962 – 1963
  • Vicerrector del Seminario Menor de Bogotá, 1967
  • Rector del Seminario Menor de Bogotá, 1968
  • Canciller de la Arquidiócesis de Bogotá, 1969 – 1977
  • Delegado para la Pastoral Vocacional, 1970-1977
  • Delegado para la Pastoral Juvenil de la Arquidiócesis de Bogotá, 1970-1977
  • Capellán del Colegio Helvetia de Bogotá, 1972-1974
  • Capellán del Colegio Santa Clara, 1974-1977
  • Vicario General de la Arquidiócesis de Bogotá, 1977-1986
  • Rector del Seminario Mayor de Bogotá, 1980-1986
  • Obispo de Facatativá, desde el 14 de junio de 1986
  • Miembro de la Junta Directiva del Incora
  • Miembro de la Junta Económica del CELAM 1983 – 1987
  • Moderador del Tribunal Eclesiástico de Bogotá 1995 – 1999
  • Miembro de la Comisión de Conciliación Nacional, desde 1995
  • Secretario General de la Conferencia Episcopal Colombiana (1995-1999)
  • Delegado Nacional del Episcopado para la preparación del Gran Jubileo año 2000
  • Miembro de la Comisión de Conciliación de la Conferencia Episcopal

Otros:

  • Rector del Seminario Mayor de Bogotá (1967 a 1969)
  • Canciller de la Arquidiócesis de Bogotá (1969 a 1977)
  • Vicario General de la Arquidiócesis de Bogotá (1977 a 1986)
  • Obispo Auxiliar de Bogotá ( 1977 a 1986)
  • Capellán de los Colegios Helvetia y Santa Clara
  • Asesor moral en Compensar

Como Obispo de Facatativá su preocupación constante fue lograr una pastoral activa, homogénea y global para la cual impulsó el Proceso diocesano de Renovación y Evangelización (PDR/E) de tal manera que la diócesis entera se vio involucrada en este proceso pastoral.

Fundó el Seminario Mayor Diocesano de Santiago Apóstol, con la finalidad específica de que el Presbiterio fuera autóctono, suficiente y capacitado para las labores pastorales. Su constante preocupación por la dignidad de la Liturgia, el decoro de los templos y los elementos del culto, al igual que las celebraciones solemnes en la Catedral, son su gran legado.

Las visitas pastorales a las parroquias, cada cinco años, fueron prolija y pastoralmente preparadas. Ordinariamente su duración eran de una semana ya que procura entrevistarse con todos y cada uno de los estamentos de la parroquia, tanto a nivel rural como urbano.

El Equipo Diocesano de Pastoral –EDAP- formó parte principal en la tarea de programar, evaluar y proyectar la labor pastoral de la diócesis.

El Consejo de laicos es la forma de conocer la realidad pastoral de la diócesis. A este se suma la evaluación y programación anual de las parroquias.

Se preocupó por el nivel académico de los seminaristas y por la capacitación pastoral del presbiterio. Buscó una mayor cercanía a los fieles y para ello creó una cantidad considerable de parroquias.

El Seminario Mayor de Santiago Apóstol, obra anhelada por el presbiterio y los fieles que, gracias al tesón y al empeño del señor Obispo, hoy es realidad. Buscó los recursos necesarios para la construcción del Edificio del Seminario Mayor de Santiago Apóstol, con habitaciones confortables para los seminaristas, dotado de la sala de internet, áreas sociales, capilla, etc.

El trabajo vocacional silencioso, discreto pero efectivo en el acompañamiento personalizado a los estudiantes, obtuvo en cada uno de ellos una decisión y elección acertadas. Ordenó 44 Sacerdotes para Diócesis de Facatativá y 53 sacerdotes para el Clero Religioso.

Fue nombrado por Su Santidad Benedicto XVI como Obispo Emérito de Facatativá y Administrador Apostólico de la misma, hasta la posesión del nuevo Obispo de Facatativá. A la muerte de Monseñor Luis Antonio Nova Rocha, fue nombrado por el Colegio de Consultores como Administrador diocesano (16 de abril de 2013).