Diócesis de Facatativá

Cundinamarca-Colombia

Buscar

“El escándalo destruye”, advirtió el Papa Francisco esta mañana durante la Misa en la Casa Santa Marta, donde dijo a los católicos que tienen una “doble vida” que si no se convierten, cuando se presenten ante el Señor en el cielo Él les dirá “no te conozco”.

“¿Pero qué cosa es el escándalo? El escándalo es decir una cosa y hacer otra, es la doble vida. La doble vida en todo: yo soy muy católico, voy siempre a Misa, pertenezco a esta asociación y a otra; pero mi vida no es cristiana, no pago lo justo a mis empleados, exploto a la gente, soy sucio en las relaciones, reciclo el dinero. Doble vida. Y tantos católicos son así. Y esto escandaliza”, advirtió el Pontífice.

Durante su homilía, el Papa recordó que en la Biblia se dice “córtate la mano”, “quítate el ojo”, antes de “escandalizar a los pequeños” que son los justos, “ellos que confían en el Señor, que simplemente creen en el Señor”.

“Cuántas veces hemos escuchado –todos nosotros, en el barrio y en otras partes–, ‘pero para ser católico como aquel, mejor ser ateo’. Es ese el escándalo. Te destruye. Y esto sucede todos los días, basta ver el noticiero o leer los periódicos. En los periódicos hay tantos escándalos, y también está la gran publicidad de los escándalos. Y con los se destruye”, denunció.

Francisco puso como ejemplo el caso de una importante empresa que estaba al borde de la quiebra. Las autoridades querían evitar un derecho de huelga, pero que no habría hecho bien y querían hablar con los dirigentes de la empresa. La gente entonces no tenía dinero para las necesidades diarias, porque no recibían su salario. Y el gerente, un católico, estaba pasando las vacaciones de invierno en una playa de Oriente Medio y la gente lo sabía, incluso si no salió en el periódico. "Estos son los escándalos", advirtió.

“Jesús dice, en el Evangelio, sobre estos que hacen escándalo, sin decir la palabra escándalo, pero se entiende: Pero llegarás al cielo y llamarás a la puerta: 'Soy yo, Señor’ – ‘Pero sí, ¿no te acuerdas!? Fui a la iglesia, estaba cerca a ti, pertenecía a tal asociación, hago esto ... ¿no te acuerdas de todas las ofrendas que he hecho?’ – ‘Sí, lo recuerdo. Las ofrendas, las recuerdo: todas sucias. Todo robado a los pobres. Yo no te conozco'. Esa será la respuesta de Jesús a los que escandalizan con esta doble vida", afirmó.

"La doble vida viene de seguir las pasiones del corazón, los pecados capitales que son las heridas del pecado original", dijo el Papa. Además exhortó a no confiarse en las riquezas, no decir: “me basto a mí mismo”; así como no aplazar la conversión.

"A todos nosotros, a cada uno de nosotros, hará bien hoy pensar si hay algo de doble vida en nosotros, de parecer justos, buenos creyentes, buenos católicos, pero por debajo hacer otra cosa; si hay algo de doble vida, si hay una demasiada confianza: 'Pero, sí, el Señor me perdonará después todo, pero yo continúo’”.

“Si hay algo que decir: 'Sí, esto no va bien, me voy a convertir, pero no hoy, mañana'. Vamos a pensar en esto. Y aprovechemos de la Palabra del Señor y pensemos que el Señor en esto es muy duro. El escándalo destruye".

Lectura meditada por el Santo Padre

Marcos 9:41-50

  • 41 «Todo aquel que os dé de beber un vaso de agua por el hecho de que sois de Cristo, os aseguro que no perderá su recompensa.»
  • 42 «Y al que escandalice a uno de estos pequeños que creen, mejor le es que le pongan al cuello una de esas piedras de molino que mueven los asnos y que le echen al mar.
  • 43 Y si tu mano te es ocasión de pecado, córtatela. Más vale que entres manco en la Vida que, con las dos manos, ir a la gehenna, al fuego que no se apaga.
  • 45 Y si tu pie te es ocasión de pecado, córtatelo. Más vale que entres cojo en la Vida que, con los dos pies, ser arrojado a la gehenna.
  • 47 Y si tu ojo te es ocasión de pecado, sácatelo. Más vale que entres con un solo ojo en el Reino de Dios que, con los dos ojos, ser arrojado a la gehenna,
  • 48 donde su gusano no muere y el fuego no se apaga;
  • 49 pues todos han de ser salados con fuego.
  • 50 Buena es la sal; mas si la sal se vuelve insípida, ¿con qué la sazonaréis? Tened sal en vosotros y tened paz unos con otros.»

Tomado de: https://www.aciprensa.com