Diócesis de Facatativá

Cundinamarca-Colombia

Buscar

25 de marzo, Día del Niño por Nacer

Día del niño por nacer

La Solemnidad de la Anunciación coincide en muchos países del mundo con el Día del Niño por Nacer, que se celebra cada 25 de marzo y que busca conmemorar, promover y defender la vida humana desde que ha sido concebida en el vientre de la madre.

En diciembre de 1998, esta fecha fue instituida en Argentina, por el presidente Carlos Saúl Menem. Este, a pocos días de celebrarse esta fiesta en 1999, alentó a los presidentes de toda América Latina a sumarse a esta iniciativa.

San Juan Pablo II le remitió una carta al presidente argentino alentando a que “la celebración del ‘Día del niño por nacer’ favorezca una opción positiva en favor de la vida y del desarrollo de una cultura orientada en este sentido, que asegure la promoción de la dignidad humana en todas las situaciones".

En 1999, esta celebración fue acogida legalmente por Guatemala y Costa Rica, mientras que Nicaragua la asumió al año siguiente. En República Dominicana esta fecha fue aprobada a inicios de 2001 y en Perú por ley en 2002.

Leer más...

¿Sabes qué es ser escrupuloso? 5 tips para saber si lo eres

Escrupuloso

Es un sano ejercicio hacer examen de conciencia con frecuencia, y con especial cuidado en este tiempo de Cuaresma para ir ordenando la vida. En este ejercicio no es poco frecuente mirar todo aquello que hacemos (y qué hacen los demás) como si fuera pecado y que Dios seguro está muy molesto con nosotros.

En nuestra vida espiritual es bueno ser cuidadosos, piadosos y esforzados, pero siempre es bueno tener cuidado y pensar si en mi modo de actuar hay un fariseismo un poco escondido. Ese que se da golpes de pecho y se cree mejor que los demás, o peor aún, ese que cree que por mil practicas externas que cumple ya ha convertido completamente su corazón y está listo para ganarse el Cielo.

Para comprender un poco más qué significa ser escrupuloso y cómo afecta esta actitud a nuestra vida espiritual, te dejo estos 5 puntos que te pueden ser muy útiles.

1. Algo bueno puede resultar…malo

Yo soy también de ese club, el de los escrupulosos. Les cuento una anécdota. Soy profesor de Educación Física y deportes. Ahora no ejerzo la docencia, pero en aquellos años, intentaba ir al trabajo en bicicleta cada vez que podía. Para ello, obviamente procuraba usar una buena dosis de desodorante y perfume, pues el trayecto lo hacía pedaleando a toda velocidad (pues frecuentemente iba atrasado) y siempre he sido escrupuloso con el asunto del olor corporal. Siempre siento que sudo más de la cuenta y me avergüenzo de ello. Un buen día, llegando de mi viaje en bici, entré a la sala de profesores y una colega que se acerca a saludarme, arruga la nariz y me dice con mucho desagrado: «uff, estás pasado a perfume». Sinceramente me sentí muy abrumado.

Se me cruzaron los cables, usé más perfume de lo adecuado, en vez de estar agradablemente fragante, estaba incómodamente hediondo, pero no era olor a sudor, sino que a perfume; el olor bueno se volvió malo y la experiencia me produjo un crisis en la que descubrí lo escrupuloso que soy respecto a los olores y eso me llevó a darme cuenta que también lo era con mi fe.

¿Cómo es posible que algo que utilizo para serle agradable a los demás y que me hace bien a mi, se vuelva desagradable y haga sentir a los demás incómodo?

2. La relación con Dios se trata de amor y no de señalar

Escrupuloso

Leer más...

Pastoral Vocacional de la diócesis

Has parte de nuestro proceso de formación en la diócesis de Facatativá, conoce la realidad que nos rodea, las parroquias rurales, urbanas, en crecimiento en maduración y redescubrimiento de la fe. 

Contáctanos y te ayudaremos a realizar un proceso de discernimiento vocacional y un acompañamiento en el que podrás descubrir cual es tu vocación conforme al llamado que Dios te hace. 

¡Te esperamos!

 

Piper, la pequeña gaviota que nos enseña a vencer los miedos de la forma más inesperada

Gaviota Piper

El pequeño Piper está acostumbrado, como tantos otros, a permanecer bien calentito bajo las alas plateadas de mamá, pero un buen día ella lo obliga a buscar su propio alimento, le señala el camino y cómo debe hacerlo, pues necesita alimentarse y engordar, para luego tener la energía necesaria de iniciar la ruta migratoria. Pero Piper, a causa de su inexperiencia y de sus miedos, es extremadamente lento. Eso, aunado a su habitual distracción, hace que el polluelo sea presa fácil de las olas, a las que aprende a temer enseguida.

¿Cuántas veces no nos hemos sentido así al dar los primeros pasos en la vida o en algún campo absolutamente desconocido? Cuando somos pequeños, nuestros padres y educadores se esfuerzan en señalarnos el camino y transmitirnos todo cuanto saben, pero se trata de un proceso de aprendizaje largo y penoso, en el que muchas veces nos vemos defraudados. A veces, nos desanimamos con el primer contratiempo y nos rehusamos a seguir intentándolo, entonces suele ocurrir que alguien viene en nuestra ayuda. Sí, cuando todo parece perdido, surge de pronto ante nosotros una salida que suele librarnos del apuro. A menudo ocurre que nos encontramos, “por casualidad”, con alguien que nos muestra, con mucha paciencia, cómo se deben hacer las cosas; con alguien a quien no le importa invertir parte de su tiempo en explicarnos cómo sortear el temporal. Esta persona suele ser quien nos enseña a encontrar nuestro propio lenguaje, nuestro propio modo de actuar, suele ser quien nos muestra las habilidades que hay en nosotros, que nadie antes supo ver con claridad. Si no encontramos a la persona apropiada, el Destino muchas veces se encarga de encauzar nuestras energías, en esta larga y kilométrica ruta de migración que es la vida, hacia la dirección correcta. Pero antes, es necesario que pasar por ese terrible momento de sentirse confundido y, en algunos casos, hasta paralizado. Dios nunca nos deja solos, Él siempre se encarga, si confiamos en su poder, de hacernos ver cuál es el camino que nos conviene. Cuál es la colonia de miles y miles de aves iguales a nosotros que nos espera.

Leer más...

Subcategorías