Diócesis de Facatativá

Cundinamarca-Colombia

Buscar

Pretenden censurar a un cardenal de la Iglesia

Cardenal

El pasado 13 de mayo el cardenal Cañizares, arzobispo de Valencia (España) pronunciaba una homilía en la que decía lo siguiente:

“Ahí tenemos legislaciones contrarias a la familia, la acción de fuerzas políticas y sociales, a la que se suman movimientos y acciones del imperio gay, de ideologías como el feminismo radical o la más insidiosa de todas, la ideología de género. Esa situación es tan grave, y tiene tales consecuencias para el futuro de la sociedad, que se puede sin duda hoy considerar la estabilidad del matrimonio y la familia, y su apoyo y reconocimiento público, como el primer problema social, y de atención a los más débiles y a las periferias existenciales”

Posteriormente, el 29 de mayo, apeló a no someterse a una ideología antihumana, “la última rebelión del hombre contra Dios”, en palabras de Benedicto XVI

“(…) esto es lo que destruye la ideología más insidiosa y destructora de la humanidad de toda la historia, que es la ideología de género, que tratan de imponernos poderes mundiales más o menos solapadamente con legislaciones inicuas, que no hay que obedecer”.

Pidió evitar este tipo de legislaciones, pero reconoció la “legitima autonomía de lo temporal”:

"No podemos someternos a una mentalidad inspirada en el laicismo, tampoco en la ideología de género (…) Ambas ideologías llevan gradualmente, de forma más o menos consciente pero certera a la restricción de la libertad religiosa hasta promover un desprecio o ignorancia de lo religioso".

A partir de ahí, se ha desatado una verdadera ‘caza del hombre’ por parte de la izquierda laicista radical.

El lobby gay presentó una denuncia ante la Fiscalía. Afortunadamente quedó archivada.

Leer más...

Nunciatura apostólica reunió a víctimas y victimarios

La sede de la Nunciatura Apostólica en Colombia fue testigo de un acto de reconciliación donde víctimas, exactores de la violencia, sacerdotes y profesionales de diferentes áreas, abrieron su corazón con el fin de sanar heridas, recuperar la dignidad y encontrar el perdón.

Este acto, realizado en el marco del año de la misericordia, contó con la presencia del nuncio apostólico en Colombia, monseñor Ettore Balestrero; el señor cardenal, Rubén Salazar Gómez y un grupo representativo de laicos de la fundación “víctimas visibles”.

Durante la celebración de la eucaristía, el cardenal Rubén Salazar manifestó que el perdón, la reconciliación y la paz, no se aprenden de la noche a la mañana.

“Lo que sí tenemos que estar concordes es en la búsqueda sincera de la paz, el acuerdo es mucho más que un acuerdo de paz. Es crear en nuestras instituciones un verdadero sentido de fraternidad y de solidaridad”, aseguró el cardenal.

Por su parte Monseñor Balestrero manifestó que estos actos conmovedores son un camino de preparación para la venida del Papa Francisco.

video Respecto a los que aún siguen en la guerra, el prelado aseguró que tanto el ELN como las Farc necesitan montarse en el tren de la paz para que se logre una verdadera institucionalidad en el país.

Finalmente y como un ejemplo de sanación, perdón y apertura a una nueva vida se presentó el testimonio del hoy Mayor General (R) de la Policía, Luis Herlindo Mendieta Ovalle, quien estuvo secuestrado por las FARC durante 12 años.

Leer más...

Ejercitaciones de Espiritualidad de Comunión por un Mundo Mejor en el Horizonte del Reino de Dios - Tercer Tiempo

El Equipo Diocesano de Animación Pastoral (EDAP) y varios agentes de pastoral de algunas parroquias de la Diócesis de Facatativá se reunieron el 11, 12 y 13 de abril para vivir las Ejercitaciones de Espiritualidad de Comunión por un Mundo Mejor en el Horizonte del Reino de Dios, cuyo objetivo es llegar a ser evangelizadores dispuestos a asumir el compromiso comunitario para participar en la transformación del mundo desde la perspectiva del Reino de Dios, la idea es replicar esta experiencia y la del segundo momento en todas las vicarias, para dar la oportunidad de extender ejercitaciones a las personas que deseen), cambiar las relaciones (segundo momento) y por medio de acciones concretas colaborar con la Construcción del Reino de Dios (tercer momento).’


Segundo encuentro Diocesano de Religiosos y Religiosas

El 16 de abril en el Monasterio de las Concepcionistas Franciscanas en Facatativá, se realizó el II Encuentro Diocesano de Religiosos y Religiosas, cuya finalidad es la integración y acercamiento entre la Diócesis y las comunidades religiosas. El Encuentro inicio con la Eucaristía y el tema formación que expuso Monseñor fue la nueva dinámica y dimensión de la acción Pastoral, seguido de un conversatorio.

Colombia, el Golpe de la Corte Constitucional

Corte Constitucional

Por: Jesús Magaña, MDS, Plataforma ciudadana Unidos por la vida
http://www.matchman-news.com/es/colombia-el-golpe-de-la-corte-constitucional/

La corte constitucional de Colombia ha declarado ajustado a la constitución el mal llamado matrimonio homosexual el pasado 7 de abril de 2016.

En la sesión del jueves por la tarde los magistrados María Victoria Calle, Gloria Stella Ortiz, Luis Ernesto Vargas, Alejandro Linares, Jorge Iván Palacio y Alberto Rojas votaron a favor del matrimonio homosexual, mientras que en contra se pronunciaron Luis Guillermo Guerrero, Gabriel Eduardo Mendoza y Jorge Pretelt.

Con este hecho la Corte Constitucional que existe para defender la Constitución que el pueblo Colombiano se dio en 1991 ha vuelto a violar la carta fundamental de la nación.

En efecto en el artículo 42 la constitución define muy clara, precisa y taxativamente que el matrimonio es entre un hombre y una mujer. Sin embargo los 6 magistrados han ignorado este artículo y han cambiado la constitución sin tener autoridad para ello con el argumento de que se estaba violando el derecho fundamental de la minoría homosexual a la igualdad.

Estos magistrados se han abrogado el derecho de legislar, de recrear y reescribir la Constitución, sin tener ninguna autoridad para ello, convirtiéndose así en tiránicos dictadores.

Estos abusos de la Corte no son nuevas, hace 10 años la Corte violo también el artículo 11 de la Constitución que declara que la vida humana es inviolable y sin embargo despenalizo la muerte para los más inocentes, los bebes por nacer, mediante el aborto. Y hace tan solo unos meses aprobó la adopción de menores de edad por parejas de homosexuales, destruyendo el derecho de los niños a tener un Papá y una Mamá, y convirtiéndolos en objetos a los cuales tienen derecho los homosexuales

La Corte Constitucional en Colombia se ha convertido pues en un botín tomado por los grupos ultraliberales que buscan imponer su ideología en la sociedad a golpe de sentencias. Se han convertido en el poder supremo político por encima del Congreso de la Republica o del Presidente.

La sentencia tendrá efectos catastróficos para el país tales como:

Destrucción del matrimonio y por lo tanto de la familia pues se le desnaturaliza al reducir al primero a una convivencia de dos seres que comparten un cierto afecto y relaciones sexuales sin sentido de finalidad procreativa que sustenta la vida y construye sociedad

Leer más...

Los integrantes de los EPAP ganaron las Indulgencias Plenarias

El pasado sábado 9 de abril, 170 personas pertenecientes a los Equipos Parroquiales de Animación Pastoral (EPAP) de la Diócesis, algunos sacerdotes y seminarista se reunieron para compartir por Vicarias la Lectio Divina, la formación impartida por Monseñor José Miguel sobre la nueva organización pastoral, sus dimensiones y dinámicas y un compartir, al terminar el Encuentro en el Colegio Seminario, todos se desplazaron en procesión a la Catedral orando con el Rosario y asistiendo a la Eucaristía celebrada por el aniversario de Monseñor Luis Antonio Nova. Todo se dispuso para que los Integrantes de los EPAP, ganaran las indulgencias plenarias, por el Año de la Misericordia.

Agradecemos a todos su asistencia.


El Papa Francisco invita a los adolescentes a celebrar el 23 de abril su jubileo

“Crecer misericordiosos como el Padre”

Queridos jóvenes:

La Iglesia está viviendo el Año Santo de la Misericordia, un tiempo de gracia, de paz, de conversión y de alegría que concierne a todos: grandes y pequeños, cercanos y lejanos. No hay fronteras ni distancias que puedan impedir a la misericordia del Padre llegar a nosotros y hacerse presente entre nosotros. Ahora, la Puerta Santa ya está abierta en Roma y en todas las diócesis del mundo.

Este tiempo precioso también les atañe a ustedes, queridos jóvenes, y yo me dirijo a ustedes para invitaros a participar en él, a ser protagonistas, descubriendo que son hijos de Dios (cf. 1 Jn 3,1). Quisiera llamarlos uno a uno, quisiera llamarlos por su nombre, como hace Jesús todos los días, porque saben bien que sus nombres están escritos en el cielo (Lc 10,20), están grabados en el corazón del Padre, que es el Corazón Misericordioso del que nace toda reconciliación y toda dulzura.

El Jubileo es todo un año en el que cada momento es llamado santo, para que toda nuestra existencia sea santa. Es una ocasión para descubrir que vivir como hermanos es una gran fiesta, la más hermosa que podamos soñar, la celebración sin fin que Jesús nos ha enseñado a cantar a través de su Espíritu. El Jubileo es la fiesta a la que Jesús invita a todos, sin distinciones ni excepciones. Por eso he querido vivir también con ustedes algunas jornadas de oración y de fiesta. Por tanto, los espero el próximo mes de abril.

«Crecer misericordiosos como el Padre» es el título de su Jubileo, pero es también la oración que hacemos por todos ustedes, recibiéndolos en el nombre de Jesús. Crecer misericordioso significa aprender a ser valiente en el amor concreto y desinteresado, comporta hacerse mayores tanto física como interiormente. Se están preparando para ser cristianos capaces de tomar decisiones y gestos valientes, capaces de construir todos los días, incluso en las pequeñas cosas, un mundo de paz.

La edad de ustedes es una etapa de cambios increíbles, en la que todo parece posible e imposible al mismo tiempo. Les reitero con insistencia: «Permanezcan estables en el camino de la fe con una firme esperanza en el Señor. Aquí está el secreto de nuestro camino. Él nos da el valor para caminar contra corriente. Lo están oyendo, jóvenes: caminar contra corriente. Esto hace bien al corazón, pero hay que ser valientes para ir contra corriente y él nos da esta fuerza [...] Con él podemos hacer cosas grandes y sentiremos el gozo de ser sus discípulos, sus testigos. Apuesten por los grandes ideales, por las cosas grandes. Los cristianos no hemos sido elegidos por el Señor para pequeñeces. Hemos de ir siempre más allá, hacia las cosas grandes. Jóvenes, pongan en juego su vida por grandes ideales» (Homilía en la Misa de Confirmación, 28 abril 2013).

No me olvido de ustedes, chicos y chicas que viven en situaciones de guerra, de pobreza extrema, de penurias cotidianas, de abandono. No pierdan la esperanza, el Señor tiene un gran sueño que quiere hacer realidad con ustedes. Sus amigos y compañeros que viven en condiciones menos dramáticas se acuerdan de ustedes y se comprometen a que la paz y la justicia lleguen a todos. No crean a las palabras de odio y terror que se repiten a menudo; por el contrario, construyan nuevas amistades. Ofrezcan su tiempo, preocúpense siempre de quienes les piden ayuda. Sean valientes y vayan contracorriente, sean amigos de Jesús, que es el Príncipe de la Paz (cf. Is 9,6): « En él todo habla de misericordia. Nada en él es falto de compasión» (Misericordiae vultus, 8).

Ya sé que no todos podrán venir a Roma, pero el Jubileo es verdaderamente para todos y se celebrará también en sus iglesias locales. Todos están invitados a este momento de alegría. No preparen sólo mochilas y pancartas, preparen especialmente su corazón y su mente. Mediten bien los deseos que presenten a Jesús en el sacramento de la Reconciliación y de la Eucaristía que celebraremos juntos. Cuando atraviesan la Puerta Santa, recuerden que se comprometen a hacer santa su vida, a alimentarse del Evangelio y la Eucaristía, que son la Palabra y el Pan de la vida, para poder construir un mundo más justo y fraterno.

Que el Señor bendiga cada uno de sus pasos hacia la Puerta Santa. Rezo por ustedes al Espíritu Santo para que los guíe e ilumine. Que la Virgen María, que es Madre de todos, sea para ustedes, para sus familias y para cuantos los ayudan a crecer en la bondad y la gracia, una verdadera puerta de la Misericordia.

Subcategorías