Diócesis de Facatativá

Cundinamarca-Colombia

Buscar

El pasado 21 de Marzo en la Catedral se realizó la Misa Crismal, momento en que los sacerdotes renuevan sus promesas y se bendicen los oleos para los sacramentos. La feligresía de la Diócesis participo activamente en la Eucaristía con los cantos y haciendo los gestos que corresponden a cada momento de la misma.

Monseñor en su homilía dijo que este año se celebra el año de la misericordia y el año del encuentro con Jesucristo. Del año de la misericordia menciono los paso que se deben seguir para conseguir las indulgencias y del encuentro con Jesucristo enseño que hay dos medios para esto, la fe y los sacramentos. De los sacramentos menciono dos, la Eucaristía y el Orden Sacerdotal. Explico que la Eucaristía es el encuentro por excelencia con Jesucristo, ya que nos alimentamos de su cuerpo y de su sangre y nos convertimos en uno con Él, del sacramento del sacerdocio, nos enseñó que en el sacerdote se encuentra Jesucristo, cada vez que un sacerdote nos guía, aconseja y acompaña es mismo si Jesús que lo hace y cada vez que nosotros cuidamos, escuchamos y respetamos a un sacerdote es como si lo hiciéramos con Jesús, ya que por el sacramento del orden sacerdotal los presbíteros son consagrados y configurados de modo particular con Jesucristo. De la fe nos invitó a extender nuestra Eucaristía en la vida cotidiana y acostumbrarnos hablar con Jesús en cualquier momento de nuestro día como lo hacemos con un amigo, ya que él siempre está con nosotros y a la espera de que nos acordemos de él.